A4.3.3.02-Capacitación de jóvenes para la mejora de sus competencias profesionales y personales que faciliten su inserción laboral

En enero de 2020 se contrató a través de la Cooperación Delegada, la “Asistencia técnica para evaluar a los jóvenes beneficiarios del programa de becas de Santiago, con el objetivo de diagnosticar sus competencias conductuales y dar pautas para su desarrollo”. El objeto de la consultoría es aplicar una evaluación a los jóvenes beneficiarios del programa de becas de Santiago, con el objetivo de diagnosticar sus competencias conductuales y dar lineamientos para el desarrollo de las mismas, como parte de si proceso formativo, elevando así su nivel de empleabilidad e inserción social.  

A finales de marzo del 2020, se recibieron y se dio la conformidad a los productos desarrollados por la consultora consistentes en reportes individuales sobre cada uno de los jóvenes integrados en el programa de becas, un informe grupal con los resultados generales de la evaluación y pautas para el desarrollo de las competencias en los beneficiarios, guías de autodesarrollo para los beneficiarios y guías de retroalimentación para coach y administradores del programa.  

El cierre de centros escolares como consecuencia de la pandemia de la covid-19 ha interrumpido la formación presencial de estos jóvenes que, precisamente por su nivel de vulnerabilidad, corren un fuerte riesgo de abandono escolar.  

En el mes de febrero se había contratado una  Asistencia técnica para la identificación de perfiles profesionales prioritarios en los sectores productivos de Santiago. La consultora contratada ya entregó sus trabajos.  

En el mes de agosto de 2020 se contrataron un coordinador y tres entrenadores para la implementación de coaching a 440 jóvenes becarios de Profye 2019, para la mejora de sus competencias profesionales y personales que faciliten su inserción laboral. El entrenamiento se centró en tres competencias: Manejo o inteligencia emocional, Autoestima y Asertividad y Empatía.  

El programa tuvo que realizarse casi exclusivamente de manera virtual como consecuencia de la pandemia, lo que dificultó su desarrollo. De 440 becarios estimados para participar se inscribieron 243, un 55,22% del estimado. Un 23% de los 440 becarios concluyeron todas las sesiones. 227 participantes llenaron el cuestionario de “Auto Evaluación Final”, aunque no hubiesen participado en todas las sesiones del entrenamiento. En sentido general en los resultados finales de la autoevaluación, el 82% logró adquirir un manejo emocional adecuado; en relación con la competencia de Autoestima el 95% resultó con la competencia lograda; resultados parecidos se obtuvieron para Asertividad y Empatía donde el 92% demostró haber logrado la competencia.  

COMPARTIR: